Exposición WHOddEN

WHOdden, cortesía de Luis Romo Sánchez

Manuel Martínez -WHOddEN, cortesía de Luis Romo Sánchez

Hola, me llamo Manuel Martínez pero en el foro soy más conocido como WHOddEN “el fotógrafo submarino”. Desde pequeño siempre me he sentido atraído por la naturaleza y, en especial, por el mar y sus secretos. De niño ya hacía breves incursiones en la playa, tanto en charcas como en zonas poco profundas con una simple máscara de buceo y un tubo. Siendo de Algeciras y enfermero de profesión el trabajo me llevó a trasladarme a la isla de Tenerife donde entré de lleno en el mundo del buceo con escafandra autónoma y, por ende, en el de la fotografía submarina. Conocer el trabajo de los fotógrafos submarinos que me acompañaban y mi ansia por emularlos y llevarme a casa el recuerdo de lo visto en cada inmersión me condujeron a hacer mis primeros pinitos con una cámara de carrete y una carcasa rudimentaria que no duró demasiado, ya que se inundaba con facilidad. Por entonces sólo me limitaba a apuntar y a disparar, sin manejar parámetro alguno, revelando unas fotos que, aunque mediocres, me hacen sentir añoranza cuando las veo. Al poco tiempo me hago con una modesta compacta digital (Olympus C5000-Z) que me permitía jugar con algunos parámetros más aunque la falta de un flash externo me limitaba a primeros planos y a contraluces. El consejo de mis compañeros “fotosub” me llevó a estudiar las reglas de la fotografía submarina, composiciones y trucos para obtener algunas imágenes medio decentes. Tras dos años en la isla regreso a mi Algeciras natal donde continúo con mi afición y decido hacerme con un equipo de fotografía réflex de segunda mano, una Olympus E-330, para comenzar en serio en el mundo de la fotosub. Esto me obliga a practicar la fotografía terrestre para aprender a manejar el equipo y aprovechar la luz y los encuadres. Desde entonces hasta ahora ha sido raro el día que haya entrado en el agua sin mi cámara, tendiendo sobre todo a la fotografía macro debido a mi pasión por la fauna pequeña de nuestros fondos, tan bella como ignorada. No me considero un buen fotógrafo submarino, ya que mi verdadero interés está en la biología marina y a este concepto he adaptado mi estilo fotográfico sacando imágenes más propias de enciclopedia que artísticas, no obstante, algunas imágenes decentes he logrado revelar con cierta satisfacción personal.

Mi equipo actual es una Olympus E-520 con tres objetivos principales para sumergir, el 8mm ojo de pez (para ambientes y grandes angulares), el 14-54mm (angular y primeros planos) y el 50mm con el duplicador EC20 (macro). El equipo va protegido del agua por una carcasa Olympus de metacrilato y sumergible hasta 40 metros de profundidad, una cúpula de cristal para los objetivos angulares y un frontal plano para el macro. El equipo se complementa con dos flashes externos submarinos INON Z240 unidos a la carcasa mediante dos brazos articulados y están sincronizados con el equipo mediante sendos cables de fibra óptica conectados a la carcasa.

 

Bogavante, por WHOddEN

Bogavante

Esta fue una de las primeras fotografías con mi primer equipo réflex (Oly E-330), fue tomada a unos 24 metros de profundidad cerca de un conocido barco hundido en aguas de Tarifa. Tuve que pegarme al fondo para sacar al animal al mismo nivel y no desde arriba. Estaba bastante a la defensiva, ya que estaba luchando con otro bogavante por el territorio. Esta foto la disparé a 1/125, una abertura de f10 y un ISO 200 con ambos flashes convergentes pero sin apuntar directamente al sujeto.

 

Cabrilla, por WHOddEN

Cabrilla

Esta imagen fue tomada en el mismo barco hundido a 28 metros de profundidad, los serránidos son muy territoriales y nunca dan la espalda a un rival por grande que este sea, lo cual facilita el trabajo, ya que ellos mismos se acercan y “posan” desafiantes al objetivo. Aquí disparé con mi actual Oly E-520, ISO 100, f7,1 y una velocidad de 1/125 que me garantizaba “congelar” el movimiento del pez.

 

Cangrejo ermitaño, por WHOddEN

Cangrejo ermitaño

Ejemplo de macrofotografía. Este diminuto personaje estaba medio escondido entre los pólipos de coral naranja y no suelen percibirse los detalles de su belleza hasta que se muestran a través del objetivo. Aquí se acercó bastante los flashes al sujeto para iluminarlo bien y se cerró bastante el diafragma (f18) para obtener una buena profundidad de campo en un sujeto tan diminuto.

 

Raya mosaico, por WHOddEN

Raya mosaico

A 26 metros de profundidad encontramos esta raya mosaico (Raja undulata), conocida así por el dibujo de su dorso. Los peces planos son complicados de sacar ya que dificultan la regla de oro de la fotosub sobre encuadrar a los peces desde su mismo nivel o desde abajo y no desde arriba, lo cual implica pegarse bien al fondo buscando una perspectiva adecuada. La inmovilidad del animal facilitó el disparo.

 

Banco de bogas, por WHOddEN

Banco de bogas

Los peces plateados son complicados de sacar adecuadamente, ya que sus escamas hacen el efecto espejo reflejando la luz del flash y quemando la foto, por eso es importante orientar los flashes de manera tangencial para que el rebote de la luz no incida sobre la lente. En esta inmersión me quedé sin un flash y con el que me quedaba pude sacar esta imagen de un banco de bogas (boops boops).

 

Banco de salemas, por WHOddEN

Banco de salemas

Otro ejemplo de peces plateados. Esta foto está girada ya que presentaba mejor encuadre con esta orientación. No es de mis mejores fotos pero recuerdo los “malabares” que tuve que hacer para ocultarme y que los peces se acercaran a mi.

 

Felimare Picta, por WHOddEN

Felimare Picta

Las babosas marinas o nudibranquios son moluscos marinos que han perdido la concha durante su desarrollo larvario. Los hay de diferentes formas, colores y tamaños. Mientras que algunas especies sólo miden unos milímetros y son complicadas de encontrar, otras especies, como este Felimare picta, alcanzan un tamaño considerable y son fáciles de localizar a simple vista desde varios metros de distancia. A veces su localización en grietas o bajo salientes dificulta un encuadre adecuado.

 

Cratena Peregrina, por WHOddEN

Cratena Peregrina

Otro ejemplo de nudibranquio o babosa marina, en este caso una Cratena peregrina. Esta foto se vio dificultada por el movimiento que imprimía la corriente sobre e hidrozoo en el que estaba posado el animal, debiendo enfocar y esperar al momento adecuado para disparar. Al ser de un tamaño pequeño y al llevar montado el duplicador EC20 y una abertura bastante cerrada (f18).

 

Morena, por WHOddEN

Morena

A pesar de su aspecto “feroz”, la morena es un pez tímido, escurridizo, de hábitos nocturnos por lo que durante el día no es frecuente verla fuera de su madriguera sino asomando tímidamente desde alguna grieta. Por eso no me lo pensé para sacar a esta amiguita merodeando por el fondo con el 14-54mm, un objetivo que es ideal para primeros planos.

 

Cabracho, por WHOddEN

Cabracho

Esta foto fue sacada a 24 metros de profundidad, este cabracho reposaba tranquilamente en el fondo inmóvil, lo cual da mucho juego a la hora de buscar encuadre y compo. El tono azulado de la foto se debe a que elegí una temperatura de color fría (3600ºK creo recordar) para compensar los filtros naranjas que llevaba en los flashes externos pero no compensé correctamente.

 

Lenguado, por WHOddEN

Lenguado

Otro ejemplo de pez plano que suele ser complicado de sacar. También esta foto es un claro ejemplo de “fotografía de enciclopedia”, ya que aparte del lenguado en sí, la foto no tiene mayor interés aunque si he decidido mostrarla es por constatar la dificultad de mostrar al animal desde una perspectiva diagonal interesante.

 

Pareja de Felimare Fontandraui, por WHOddEN

Pareja de Felimare Fontandraui

Este disparo es de los más recientes que tengo y le tengo cierto cariño a esta imagen porque muestra un momento biológicamente hablando muy interesante, el apareamiento de estos dos Felimare fontandraui . En esta inmersión tenía problemas con el enfoque, ya que el diafragma de mi objetivo estaba parcialmente atascado y tenía que repetir el mismo disparo una y otra vez.

Pues hasta aquí mi breve historia, la de un apasionado del mar y aficionado a la biología marina que se hizo fotógrafo casi por accidente. Espero que disfrutéis tanto de mis fotos como yo al hacerlas. Un saludo a todos los Olympistas.

 

Esta entrada fue publicada en Exposiciones. Guarda el enlace permanente.